Sin duda alguna, Bombo Fica se transformó en uno de los números más esperados de la 58º versión del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, incluso por encima de muchos números musicales.

Sus brillantes rutinas en la Quinta Vergara durante el Festival de 2010 y 2012, con sendos récords de audiencias, le valieron transformarse en uno de los mejores humoristas del país.

A seis años de su última presentación, el humorista nacido en la comuna Purén, región de La Araucanía, prometió hacer reír contando historias de la vida cotidiana, mezclada con la picardía del chileno.

Y así fue durante gran parte de su presentación. Sin embargo, al momento de presentar a Willy Benítez, y sobre todo a Mariela Montero, quien incluso cantó, se generaron fuertes pifias del Monstruo.

Pese a ello, al volver a salir a escena el humorista logró acallarlas volviendo a su tradicional humor. Minutos después volvieron ambos invitados a salir al escenario, lo que esta vez fue escuchado con más respeto.

Cuando cumplió más de una hora sobre el escenario, el artista nacional recibió las gaviotas de plata y de oro, siendo la primera de ellas obsequiada a su compañero y amigo, Willy Benítez.

Uno de los grandes hitos de la presentación de Bombo Fica fue que marcó el peak de sintonía de la jornada, registrando 49 puntos. Entre las 21:42 y las 2:18 horas, CHV marcó 36 puntos, TVN 3.2, Mega 9.9 y Canal 13 3.1.

Cabe recordar que en 2012 fue éxito de sintonía con 56 puntos de rating, específicamente cuando basó su rutina en la ya mítica historia de la “Master Plop”, lo que ha sido repetido en innumerables veces en distintos canales de televisión.

Cabe recordar que las primeras apariciones del comediante nacional en televisión ocurrieron en 1986, cuando apareció en los programas “Éxito” y “Sábado Gigante”. De ahí su incursión en el humor no paró.