Hipertensión: Un enemigo silencioso que no se detiene

La presencia del nuevo coronavirus pone más presión a quienes padecen hipertensión arterial. Esto, debido a que es un trastorno en el que los vasos sanguíneos tienen una tensión persistentemente alta, lo que puede llegar a dañarlos. Es el principal factor de riesgo, al cual se atribuye la mayor cantidad de muertes en Chile, asociadas a enfermedad cardiovascular, cerebrovascular y renal.

La hipertensión es una enfermedad crónica controlable, multifactorial, que disminuye tanto la calidad como la expectativa de vida de las personas, y que afecta a casi la mitad de la población entre 45 y 65 años. “La hipertensión se puede identificar controlando la presión arterial al menos un par de veces a la semana. Hay que estar alertas a los signos de alarma, por ejemplo, pérdida de conciencia en períodos breves, debilidad para mover una extremidad, aparición brusca de alteraciones del habla, falta de aire, dolor de pecho, hinchazón en los pies, sensación de zumbido en los oídos, entre otros. Estos síntomas pueden ser señales de un accidente cerebrovascular”, afirmó Eduardo Lorca, nefrólogo de IntegraMédica, parte del grupo Bupa.

El especialista destacó además algunos cuidados para quienes poseen esta condición:

  • Controles periódicos: Monitorear con frecuencia la presión arterial para mantener los niveles de presión menores a 130/80mmHg y mayores de 110/70mmHg. De ser necesaria una consulta, preferir la telemedicina para evitar exponerse al virus.
  • Tratamientos médicos: Para controlar efectos secundarios se recetan medicamentos según la edad y características de cada paciente, con el fin de controlar la presión arterial.
  • Hábitos saludables: Mantener el peso y tener una alimentación saludable.
  • Manejar la ansiedad: En contexto de pandemia, realizar actividad física o buscar ayuda psicológica para controlar la ansiedad.
  • Regular el consumo de sal: Debe ser menor a 1 o 1,5 gramos diarios. Priorizar el uso de otros condimentos para darle sabor a la comida.
  • Regular el consumo de potasio: Debe ser de 3,5 a 5 gramos. Se puede encontrar en alimentos como paltas, plátanos, espinacas, acelgas, etc.
  • Actividad física: Realizar ejercicios en forma regular para controlar la presión arterial. Idealmente una hora de ejercicio aeróbico, cinco veces por semana.
  • Respetar medidas de aislamiento social: Quedarse en casa, evitando salir, salvo que sea una urgencia. Mantener el hogar limpio, utilizar mascarilla y mantener la distancia con otras personas (al menos dos metros). Practicar medidas de higiene personal de forma exhaustiva y evitar tocarse la cara y ojos.

 

Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *